Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elclima.com.mx/ >Mi México y sus tradiciones>Bodas en México. Rituales>Boda tarasca
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Boda tarasca

La Kúpera como la llaman los tarascos, dura varios días, el primer día, muy temprano las campanas de la iglesia anuncian a todos el enlace; llegada la hora, los novios son acompañados por sus parientes desde sus respectivas casas.

Una vez terminada la boda religiosa; los recién casados, invitados y familiares, acompañados del cuetero (que anuncia la fiesta) y la banda de música que interpreta diferentes pirekuas (canciones), se trasladan a la casa de los padrinos o tátispiri, quienes con gran algarabía brindan su hogar a todos los presentes.

Las mujeres y los hombres forman dos grupos. Mientras unas mujeres se encargan de las labores de la cocina, otras atienden a los invitados, teniendo la preferencia los de sexo masculino. Como la ceremonia se realiza muy temprano, a todos los asistentes se les ofrece un jarro de atole acompañado de varias piezas de pan.

Mientras tanto, los ancianos (tata keri) de la comunidad (muy respetados), los padres de los novios, los recién desposados y los padrinos entran a una de las habitaciones de la casa, y con gran solemnidad y en lengua tarasca proceden a pedir por el bienestar de la pareja, quien se arrodilla ante un altar con diversas imágenes religiosas y veladoras para dar gracias a su dios por permitirles celebrar la unión. El altar se complementa con botellas de alcohol de caña, figuras de pan, cigarros, etcétera, que representan la abundancia de la cual estará rodeada la pareja.

En la casa del novio sus parientes preparan gran cantidad de corundas (Khurhunda) para todos los invitados, asimismo se prepara el churhipu, que es carne de res en caldo con chile, muy similar al mole de olla, todo acompañado con la tradicional charanda.

Una vez terminado el menú, se lleva a casa de la novia de una manera muy simple: bailando por las calles del pueblo al ritmo de la música que toca la banda; en el recorrido se visitan varios hogares, cuyos miembros les regalan algunos alimentos.

Los niños también intervienen en este ritual, durante el recorrido ellos llevan leña con algunas pequeñas tiras de carne seca colgando del hombro , símbolo de la responsabilidad masculina de proveer de recursos a la casa. Las niñas, por su parte , en su rebozo colocan una pieza de pan en forma de niño, y completan su ornamentación con las ramas de un árbol del lugar, significando con ello la fertilidad materna y el cuidado de la familia.

Para los padrinos este caminar es todo un reto de resistencia ya que son los encargados de llevar todos aquellos enseres domésticos que les han regalado a los jóvenes esposos como piezas de plástico, escobas, ollas de peltre, cazuelas de barro, metate y molcajete.

Al final de la ceremonia la novia es llevada a la casa de los padres del novio, en cuya entrada la esperan las "maringuiñas" (hombres disfrazados de mujer), quienes la hacen recorrer lo que será su nuevo hogar, por lo menos durante un año, tiempo durante el cual será la encargada de realizar todas las actividades domésticas de la casa.

En otras ocasiones la recién casada es introducida a la cocina, donde se le embarra la cara con cenizas del fogón, otorgándosele con esto el título de responsable absoluta del lugar.

Durante las bodas tarascas los novios reciben muchos obsequios de sus invitados, entre los que se encuentran gran cantidad de prendas de vestir y cobertores que se colocan sobre los hombros o en las manos de los novios; como muestra de agradecimientos los casados bailan con quien otorga cada regalo.

Fuentes:
http://www.mariaisabelmagazine.mx
http://www.visitmexico.com/
http://www.ineventos.com/
http://www.bodasdestinolatinoamerica.com/
http://franciscolavinmarmolejo.blogspot.mx/
http://www.mexicodesconocido.com.mx/

Boda Azteca | Boda Maya

Bodas en México. Rituales
Mi México y sus tradiciones

Política de Privacidad Contacto