Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elclima.com.mx/ >Yucatán>Fundación e historia de Yucatán>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Fundación e historia de Yucatán

Según los estudiosos, el máximo esplendor de la civilización maya se alcanza en el año 700 d.C. Sin embargo, la llegada de los mayas a Yucatán marca una nueva época en la historia de este gran pueblo que es conocida como Nuevo Imperio y abarca desde 987 hasta 1697; bastantes años después de la llegada de los españoles.

Hacia el año 967 d.C. la cultura maya se ve, en cierta medida influida por una de las grandes culturas del altiplano mexicano: la tolteca. De esta manera florece una cultura híbrida. Los estilos arquitectónicos de Uxmal y Chichén-Itzá; son muestra clara de la influencia ejercida por la cultura tolteca sobre la maya.

La presencia del pueblo maya en Yucatán se hace patente prácticamente en todo el estado.Pero de nuevo el pueblo maya comienza a abandonar sus grandes centros urbanos construidos en Yucatán del mismo misterioso modo en que años antes lo había hecho en las húmedas tierras del actual estado de Chiapas.

El primer contacto de los españoles con Yucatán fue en 1511 con el naufragio, de unos infortunados navegantes de la expedición de Valdivia que salió de Panamá rumbo a Santo Domingo. A la catástrofe marítima y al recibimiento hostil solamente sobrevivieron: Gonzalo Guerrero, quien se identificaría con los nativos para el resto de su vida y jerónimo de Aguilar, quien fue rescatado años después por el Capitán Hernán Cortés Pizarro. El lo de marzo de 1517, la expedición de Francisco Hernández de Córdoba y el piloto Antón de Alaminos descubren y bautizan el Cabo Catoche; luego bordearon la costa para llegar hasta Campeche, y posteriormente sufrieron la famosa derrota de Champotón, exactamente en un sitio que fue bautizado como "bahía de la mala pelea".

El 3 de mayo de 1518, una segunda expedición a cargo de Don Juan de Grijalva, sobrino del gobernador de Cuba, Diego Velázquez, reconoce la costa oriental de la península -entra a la bahía de la Ascensión- pasa por Río Lagartos y el 25 de mayo arriaba Campeche donde se libra un segundo combate entre europeos y mayas con mejor suerte que la primera batalla. El 8 de junio entran al caudaloso río que llevaría posteriormente el nombre de Grijalva, cerca de cuya desembocadura se halla el pueblo de Potonchán. Más adelante descubrirían los ríos Coatzacoalcos y Papaloapan y el islote de San Juan de Ulúa para volver luego a Cuba.

Pese a estos descubrimientos, la península tardaría algunos años antes de que los españoles se asentaran definitivamente en este territorio.

Don Francisco de Montejo obtuvo de Carlos V, Rey de España, la concesión firmada en Granada en 1526, para conquistar y colonizar la península yucateca. su hijo del mismo nombre, a quien transfirió su concesión, fundó la ciudad de Mérida, futura capital del estado el 6 de enero de 1542. Su sobrino, que lleva el mismo nombre de Francisco de Montejo, fundó la villa oriental de Valladolid en mayo de 1543.

Debido a que no se encontraron metales preciosos en toda la península, los conquistadores se dedicaron a explotar a los conquistados utilizándolos en las faenas agrícolas y en la construcción de sus moradas.

La provincia fue gobernada por autoridades que nombraba directamente el Rey de España, con la denominación de Gobernador y Capitán General. La independencia de la península se proclamó el 15 de septiembre de 1521, sin derramamiento de sangre.

Al llegar al poder el General Antonio López de Santa Ana sucedió uno de los hechos más desagradables: la escisión de Yucatán del resto de la República. Se desencadenó en Yucatán una auténtica lucha de exterminio, mal llamada por algunos historiadores "Guerra de castas". Esta lucha nunca llegó a un final pues no existe documento que le ponga fin, simplemente se extinguió.

Hecho de importancia capital es la desmembración de la Península al surgir el Estado de Campeche en 1857. Años después al formarse el Segundo Imperio Mexicano, Yucatán se transforma en una prefectura política. Posteriormente, al reinstaurarse la república, Yucatán se convierte nuevamente en un estado.

La tranquilidad que se observó durante le período porfiriano en Yucatán permitió el establecimiento de grandes haciendas, comercios y servicios como el ferrocarril que convirtieron a este estado en uno de los de mayor riqueza.

Posteriormente llegarían al poder una serie de gobernantes posrevolucionarios, entre los cuales destacan: Felipe Carrillo Puerto, Alvaro Torres Díaz y Ernesto Novelo Torres.

Política de Privacidad Contacto