Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elclima.com.mx/ >Tips de viaje>Vacaciones familiares>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Vacaciones familiares

Vacacionar con papá, mamá y los hermanos suena divertido, pero lo es mucho más cuando nos acompañan los abuelos, tíos y primos ya que entre todos juntos además de descansar podemos armar un excelente ambiente. Y para lograrlo se deben tomar en cuenta algunos puntos muy importantes.

1.- Lo primero es hacer una reunión con toda la familia meses antes y plantearles la idea de vacacionar juntos.

2.- Una vez que han obtenido un SI como respuesta, proponer varios sitios y someterlo a votación, en este punto debemos elegir un lugar que se adapte a las edades e intereses de todos. Destinos como la playa o sitios ecoturísticos suelen ser la mejor opción.

3.- Definir la fecha de partida, los días y noches de estancia.

4.- Elegir una comisión para que se encargue de investigar precios en las diferentes agencias de viajes y desde luego dar a conocer a toda la familia tarifas, promociones, paquetes, etc.

5.- Una vez elegida la opción de viaje que convenga a todos el siguiente paso es comenzar a reunir el dinero, en este caso se propone una comisión altamente confiable que se encargue de reunirlo o bien que cada familia pague su parte en la fecha prevista, eso si, se necesita constancia en las aportaciones.

7.- Aunque el viaje es en conjunto, cada familia debe hacerse cargo del orden y limpieza de su espacio en caso de que este servicio no se incluya en el paquete. Nada de dejarle a la abuela, la tía o los sobrinos la limpieza del lugar, tenemos que mostrar un poco de respeto y educación.

8.- Hora y lugar de salida: Debemos establecer un lugar donde toda la familia se reunirá para tomar el transporte que los dirigirá hacia sus vacaciones, es necesario establecer una hora y media de anticipación para que los imprevistos puedan solucionarse a tiempo.

9.- Horarios de comida y salidas por la noche: Si vamos a viajar juntos es una buena oportunidad compartir los alimentos con los familiares, cosa que quizás no hagamos muy seguido. Como respeto a los demás y para que el día se aproveche propongan una hora para desayunar, comer, cenar y desde luego ser puntuales. Lo mismo con los puntos de reunión si es que acordaron salir juntos a pasear por los alrededores del lugar.

10.- Si en las reuniones ya estuvimos de acuerdo en las salidas por la noche para los familiares jóvenes, deben establecerse horarios de llegada y en caso de ser necesario elegir algunos adultos para que los acompañen. Por otro lado si los adultos desean salir a bailar o cenar, de igual manera se debe formar un equipo que se encargue de cuidar a los más pequeños.

11.- Horas libres: Si bien vamos a viajar todos juntos es bueno que cada familia tenga sus momentos a solas sin que los demás se sientan ofendidos.

12.- Aunque viajemos en familia no es impedimento para que cada uno disfrute de lo que más le gusta, puede encontrar su propio espacio de relax y al mismo tiempo disfrutar de actividades compartidas.

Es cuestión de actitud.....

Para que esas vacaciones resulten una agradable experiencia debemos tener un fin común: Pasarla bien, asi que de manera individual y como parte de cada familia debe haber un esfuerzo que consista entre otras cosas evitar aquellos hábitos que molestan a los demás y mostrar comprensión hacia ellos. Por supuesto que tampoco debemos olvidar llevar a nuestro viaje una actitud optimista, comprensiva, solidaria y con gran capacidad de adaptación. Y en caso de que los conflictos aparezcan lo mejor es tratarlos de inmediato y darle solución.

Ahora que si realmente no nos creemos capaces de convivir armónicamente durante varios días con nuestros familiares digamos "No vamos al viaje", ya que no tenemos el derechos a arruinarles las vacaciones a los demás porque no fuimos capaces de controlar nuestro carácter o formas de pensar.

Vacacionar con la familia extendida además de buenos momentos de diversión, convivencia y descanso nos deja grandes aprendizajes, ya que durante este lapso podemos llegar a conocer las costumbres y normas de cada familia, aprender de la manera en como enfrentan y solucionan sus conflictos o simplemente en como se demuestran su interés y afecto.

Todos podemos salir beneficiados de un viaje familiar no se diga los jóvenes y los más chicos; para ellos puede resultar muy enriquecedor porque les permitirá convivir con los miembros de otras familias además de la suya, lo que contribuirá a que sean más flexibles y capaces de adaptarse al entorno, desarrollen habilidades sociales, aumente la seguridad en sí mismos a la vez que aprenderán a respetar a los demás y sus diferencias.

Política de Privacidad Contacto